Cómo escribir un buen copy en tus campañas de email marketing

El email marketing es una herramienta indispensable para cualquier negocio que se precie, algo que tiene más importancia, si cabe, en el caso de los comercios digitales que se dedican a vender tanto servicios como productos.

Las campañas de email marketing son un vehículo de comunicación entre una empresa y sus clientes. Estas campañas ayudan a estrechar vínculos y a desarrollar un proceso de identificación del que siempre sale reforzada la compañía. También son de gran ayuda para dar a conocer información relevante de la empresa como el lanzamiento de determinados productos, ofertas exclusivas, la celebración de eventos y un largo etcétera de situaciones más.

Una ayuda para mejorar la redacción de los correos

A pesar de los grandes beneficios que puede proporcionar una campaña de email marketing, para que tenga éxito hay que ejecutarla con precisión, siguiendo una estrategia clara y dirigiendo los mensajes a un público muy concreto a través de la segmentación.

Uno de los elementos que suele ser determinante a la hora de conseguir los objetivos marcados para cada campaña es la redacción de los correos electrónicos. Para que cada vez logres mejores resultados y tengas una mayor soltura en tu copy email marketing, aquí van una serie de consejos que seguro que te vendrán muy bien.

Ojo al asunto

Lo primero que leen los suscriptores es el asunto. Intenta que sea llamativo y que se ajuste, de verdad, al contenido del texto. Lo primero ayudará a que abran el correo, lo segundo a que no se sientan decepcionados con el contenido.

El texto de vista previa también es importante

Al igual que sucede con el asunto del mail, la vista previa del correo da pistas e información sobre lo que hay en el interior. Es clave que el texto sea relevante y de interés para los receptores para que se sientan tentados de abrir el mensaje.

Encuentra la voz de tu empresa

Debes encontrar tu propia forma de expresarte, de escribir. No pueden ser iguales los textos de un bufete de abogados, que los de una firma de ropa juvenil. Ajusta el tono de la redacción a tu imagen de tu marca. Ten en cuenta, también, el público al que te diriges: cómo se expresa, cuáles son sus gustos y expectativas.

Crea vínculos

En relación al tono que vayan a tener tus contenidos, debes ser lo más familiar, lo más cercano posible, para que los suscriptores te perciban como a un amigo y no como a un extraño que solo quiere colocarle un producto. Las interpelaciones directas, como llamar a los clientes por su propio nombre, suelen funcionar muy bien.

Brevedad y claridad

Acéptalo, tu copy no es una novela de Tolstoi, así que sé breve. Y breve no quiere decir esquemático. Di lo que tengas que decir, pero no te alargues sin necesidad.

La lectura de un correo electrónico tiene mucho de visual. Si los receptores, al echar un vistazo rápido, ven grandes parrafadas y estructuras confusas, tendrás muchas opciones de perderlos, de modo que utiliza párrafos cortos y frases simples.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.