Cuellos de botellas en computadoras ¿qué es?, ¿cómo identificarlos y solucionarlos?

Los cuellos de botellas son errores muy comunes sobre todo en PC’s clonados o repotenciados, ya que los mismos se producen básicamente cuando al menos uno de los componentes tiene menos rendimiento que los demás. Este tipo de errores suele pasar desapercibidos en muchas computadoras hasta que se ejecute un programa que requiera recursos intensivos.

Es por esta razón que los cuellos de botellas son detectados sobre todo en ordenadores para el gaming o el diseño. Pues la descompensación en uno de los componentes limita la potencia en el resto del hardware, provocando irremediablemente caídas en los FPS, lagueos, lentitud, cierres inesperados del programa y en algunas ocasiones, daños en algunos componentes.

Cuellos de botellas provocados por el CPU

Comúnmente el procesador es el primer sospechoso de provocar los cuellos de botellas ya que los usuarios por lo general no suelen tocar el CPU cuando instalan una GPU potente. Esta situación provoca que el procesador no pueda gestionar todos los datos que envía la GPU a la vez, limitando así el rendimiento de la tarjeta gráfica.
Cuando el cuello de botella lo genera el procesador, por lo general suceden los siguientes problemas:

  • Los tiempos de carga suelen ser muy prolongados.
  • En el caso de los juegos, los FPS corren a una velocidad muy baja y, por ende, el juego se ralentiza.
  • El rendimiento general del equipo suele ser muy variable e inestable
  • Lo mejor en estos casos sería cambiar el CPU, aunque en algunas ocasiones, el overclocking podría ayudar.

Cuellos de botellas provocados por la RAM

Cuando se cuenta con una cantidad de RAM muy limitada o se dispone de memorias RAM con diferentes frecuencias, al ejecutar una aplicación que demanda muchos recursos, la memoria no tendrá una capacidad óptima de cargar y/o vaciar datos rápidamente. Esta situación generará estados de inactividad en el CPU/GPU produciendo un cuello de botella. Generalmente estos errores se detectan sobre todo al ejecutar juegos y reproducir archivos multimedia que requieren de un renderizado intenso (películas en alta definición, por ejemplo). Usualmente los cuellos de botella generados por la RAM producen:

  • Parones ocasionales al jugar o reproducir archivos
  • Cierres repentinos en las aplicaciones
  • Inconsistencia en el rendimiento en general

La solución idónea para evitar este problema en particular es validar primero si todas las memorias poseen la misma frecuencia y ampliar la cantidad de RAM. Como una solución temporal, el reinicio del pc podría ayudar.

Cuellos de botella producidos por el disco duro

Si bien muchos usuarios desconocen esto, el disco duro puede provocar cuellos de botella y afectar el rendimiento general tanto en aplicaciones como en el sistema operativo. Los síntomas más comunes de los cuellos de botella generados por el disco son:

  • Lentitud al cargar las aplicaciones y el SO
  • Problemas al cargar texturas y detalles gráficos en juegos

Como solución está el cambiar el disco por uno SSD o desfragmentar frecuentemente la unidad de almacenamiento.

Cuellos de botella generados por la GPU (h2)

Este error es muy típico en ordenadores pre configurados y se presenta cuando se instala una GPU de gama baja en un PC con procesador de gama media/alta. Este error se detecta sobre todo en juegos ya que el síntoma más común es un bajo rendimiento gráfico, aun teniendo toda la calidad gráfica el juego en bajo. La solución ideal es cambiar la tarjeta gráfica, aunque haciendo overclocking a la GPU y memoria, podría ayudar un poco.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.